Beneficios de la miel

La miel es, como ya te imaginarás, un producto de la digestión de las abejas polinizadoras, quienes toman el néctar de las plantas y, a partir de éste, junto con la secreción de la enzima invertasa, transforman el polen en lo que conocemos comúnmente como miel. Este compuesto natural es más interesante de lo que te imaginas. De hecho, los beneficios de la miel no se limitan a una sola área de nuestras vidas y de ello estaremos hablando más adelante.

La miel es utilizada por las abejas en la colmena. Éstas son capaces de transformar el polen en esa sustancia tan nutritiva, de la cual luego se valdrán para alcanzar todas las fases de su desarrollo. Empezando por los estadíos larvales hasta que ya han llegado a la etapa adulta.

Los beneficios de la miel van más allá de sus propiedades edulcorantes. Además de ser aprovechada en la cocina, desde hace siglos se conocen sus propiedades medicinales y cosméticas. De las cuales, estaremos desarrollando las más importantes.

beneficios de la miel Beneficios de la miel

4 principales beneficios de la miel

1. Es rica en nutrientes esenciales

Increíblemente, uno de los beneficios más importantes de la miel es que esta simple sustancia posee una composición nutricional bastante completa. Empezando por los azúcares (como la fructosa), pero sin dejar por fuera proteínas, aminoácidos, vitaminas, minerales y enzimas que favorecen la digestión. También están presentes lípidos y otros componentes biológicamente activos.

2. Beneficios para la salud

Contrario a lo que puedas pensar, la miel sirve para regular los niveles de azúcar en sangre. Lo que es especialmente útil para quienes sufren de diabetes. Para quienes son más sensibles a las alergias, ésta fortalece la respuesta de su sistema inmunológico. La miel también aporta calcio, que es necesario para la correcta función del sistema nervioso. Además, puede ayudar a cicatrizar mejor, metabolizar el alcohol que entra al torrente sanguíneo y aporta mucha energía. Lo que es muy útil para quienes suelen realizar actividades físicas muy exigentes.

3. Beneficios estéticos

La miel puede ser útil para mejorar tu aspecto; tanto en la cara como en la piel y el cabello. Inclusive, puede ayudarte a perder peso, ya que ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre. Debido a sus propiedades antimicrobianas, ayuda a combatir el acné. Si sufres de piel seca, los nutrientes de la miel pueden ser fácilmente absorbidos por ésta para mejorar el estado de la misma. Puedes aplicar una fina capa o disolverla en agua para darte baños con ella. Del mismo modo que ayuda con la piel seca, también puede servir para los labios resecos.

4. Tomar miel y limón en ayunas

Uno de los remedios tradicionales más conocidos y potentes es el de la miel natural con limón en ayunas. El punto es que, al estar en ayunas, el organismo está más receptivo a los nutrientes que ingresan a éste. Además, el limón también tiene propiedades excepcionales que, en conjunto, ayudan a combatir enfermedades como el asma, gripes comunes y enfermedades infecciosas de las vías respiratorias. Con una cucharada de miel mezclada con jugo de limón será suficiente.

Lo que debes saber antes de ir a comprar miel

Hay un par de cosas muy importantes que no puedes dejar pasar antes de comprar miel. Y es que no todas las mieles son iguales, la calidad y sabor de éstas (sin dejar por fuera los beneficios que puedan aportar), van a variar dependiendo de la mezcla del polen que fue utilizado. Y, lo más importante: si se trata de una miel procesada industrialmente o no.

Puede que la miel que ha sido procesada para evitar la formación de cristales sea más práctica para manejar, pero esto implica que la mayoría de los compuestos activos que la hacen tan especial sean degradados.

Ya para finalizar, a pesar de los múltiples beneficios de la miel, debes saber que un consumo en exceso, sin lugar a dudas, te aportará más calorías de las que quieres. Por lo tanto, si no eres un atleta o acostumbras a realizar actividades físicas, quizás lo más recomendable es que consumas la miel con cierto control.