Beneficios del ginseng coreano

El ginseng coreano es una raíz con propiedades medicinales muy poderosas. Gracias a su potente efecto de rápida acción, podrás notar un cambio positivo, al poco tiempo de haberlo consumido.  Los beneficios del ginseng coreano pueden ser aprovechados para combatir, desde la fatiga hasta problemas con la diabetes, circulación e inclusive, para quienes puedan estar atravesando un periodo de poco deseo sexual.

Panax ginseng, mejor conocido como ginseng coreano, ginseng rojo o simplemente como ginseng es una planta de origen asiático cuyas propiedades medicinales y reconstituyentes le han valido el título de planta milagrosa. La parte utilizada para preparar los concentrados e infusiones del ginseng rojo es la raíz. Actualmente, esta planta es cultivada en diferentes partes del mundo. Principalmente en países asiáticos.

Los beneficios del ginseng coreano pueden ser aprovechados por muchas personas, sin tomar en cuenta alguna condición especial. Sin embargo, su consumo es especialmente útil para quienes han sufrido recaídas por enfermedad, personas sometidas a constante estrés físico y mental. Para quienes por diferentes motivos sufren de fatiga constantemente, y, particularmente, es eficaz para los estudiantes universitarios que requieren de un toque extra de energía y concentración en los estudios.

beneficios del ginseng coreanoBeneficios del ginseng coreano

Además del ginseng coreano, existen otras dos variedades. El ginseng siberiano y americano. Pero, ninguna de estas variantes tiene efectos tan potentes como el ginseng coreano. Hay que destacar que los múltiples beneficios del ginseng coreano lo vuelven una herramienta indispensable para hacer frente a muchas condiciones desfavorables en nuestra salud. Sin embargo, debido a su misma potencia, debe ser tomada con cuidado y sin abusar de los efectos que tiene en el organismo.

5 principales beneficios del ginseng coreano

1. Combate la sensación de fatiga y pesadez

El principal efecto y razón por la cual el ginseng coreano es tan popular, es por su capacidad para devolverte la vitalidad. Esta raíz desaparece la sensación de fatiga y en su lugar, te ayuda a sentirte más alerta. También ayuda a recomponer el organismo luego de atravesar por alguna enfermedad y mejora tu condición, tanto física como mental.

2. Alivia el estrés

El ginseng rojo actúa a nivel neuronal como un relajante y reconstituyente del impulso nervioso. Por tal motivo, puede ser un aliado muy conveniente para combatir al estrés. Mejor conocido como el asesino silencioso. Esta propiedad puede ser de mayor utilidad para las personas que tienden a sufrir episodios de depresión y ansiedad.

3.  Mejora la respuesta inmunológica y purifica la sangre

Las propiedades depurativas del ginseng lo convierten en una muy buena opción a la hora de limpiar nuestro organismo de tantas toxinas que inevitablemente se van acumulando a través de lo que comemos, tomamos e incluso, a través del aire que respiramos. Además, al mejorar nuestra respuesta inmunológica estaremos en mejores condiciones para resistir patógenos tan habituales como los responsables de la gripe, por ejemplo. También reduce el azúcar en sangre, lo que ayuda mucho para quienes padecen de diabetes.

4. Facilita la circulación sanguínea

Se ha comprobado que el ginseng coreano es capaz de mejorar la circulación sanguínea, lo que trae consigo una serie de beneficios adicionales, como un mayor irrigamiento sanguíneo en todo el cuerpo, transporte de oxígeno y creación de más glóbulos rojos, lo que en conjunto prevendría la aparición de la anemia. También aumenta la presión arterial, lo que puede ser útil en caso de padecer hipotensión, pero especialmente peligroso si padeces de hipertensión.

5. Aumenta el deseo sexual

Por último (pero no menos importante), el ginseng coreano es capaz de aumentar la líbido. Sí, es cierto que muchos productos y alimentos aseguran tener esta propiedad tan buscada por algunas personas, pero en el caso del ginseng rojo es totalmente verdadero. De hecho, quienes han usado el ginseng coreano para fines diferentes a éste, han terminado por confirmar un repunte en el deseo sexual durante el periodo de consumo. Los efectos de la misma funcionan tanto para hombres como para mujeres. Pero, a los hombres les ayuda también a controlar la eyaculación precoz.

La mejor forma de tomar ginseng coreano

Para poder aprovechar todos los beneficios del ginseng coreano, existen dos formas de ingerirlo. Primero, está la infusión que se hace a partir de la raíz de la planta. Además de esto, puedes encontrar en tiendas naturistas los comprimidos de ginseng coreano. Elaborados a partir de la misma raíz por casas naturistas. En el caso de las cápsulas, lo más habitual es que en la posología del producto te indiquen que debes tomar tres al día, acompañadas con las comidas. Sin embargo, hay a quienes les basta con tan sólo una cápsula por día, durante las primeras horas del día. Para servir en té, se prepara de la misma forma que cualquier otra infusión.

Puedes tomarla en té o en cápsulas. Como prefieras, pero nunca dejes de tener tu ginseng coreano a la mano.

Sin lugar a dudas, el ginseng coreano es uno de los regalos más preciados que la naturaleza nos ha dejado. Con ella, podemos cuidar de nuestra salud y gozar de una mejor calidad de vida. Sin embargo, debes tener presente que en algunos casos la respuesta del cuerpo puede ser desfavorable, presentando síntomas como diarrea y vómito. Aunque esto es muy poco frecuente. Lo más idóneo es que antes de empezar a consumirla de forma regular, la mantengas en un periodo de prueba.

Por otro lado, lo mejor es que, si acostumbras a tomar concentrados de ginseng coreano, suspendas su uso por al menos un mes para luego poder retomarlo de forma regular al siguiente mes. Todo esto con la intención de que tu cuerpo no termine por volverse dependiente de dicho suplemento.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.